Entrega de tierras para sindicalistas de la Finca Nueva Florencia

En 2006 ACOGUATE publicó un informe de observación sobre la lucha del sindicato de trabajadoras/es de la Finca Nueva Florencia en Colomba, departamento de Quetzaltenango. Acompañamos al sindicato de 2006 a 2008.  El 1 de diciembre de este año, los miembros del sindicato recibieron dos lotes de tierra por familia a través de negociaciones con la Secretaria de Asuntos Agrarias (SAA).  ACOGUATE estuvo presente en la entrega de los títulos.

La formación del sindicato de trabajadores de la finca Nueva Florencia

El 14 de febrero de 1997, trabajadoras/es de la finca Nueva Florencia, una finca cafetalera en Colomba, Costa Cuca, departamento de Quetzaltenango, presentaron una denuncia ante la Inspección General de Trabajo por las condiciones bajo las que estaban viviendo.  El 7 de marzo del mismo año, los empleadores firmaron con las y los trabajadoras/es un convenio que prometía mejorar las condiciones laborales.

Tres días después, las y los trabajadoras/es trataron infructuosamente de recibir la aprobación de dicho convenio de la Inspección de Trabajo. Este día marca el inicio de un periodo de retrasos y obstáculos en la ejecución de decisiones judiciales.

Treinta y ocho trabajadores se unieron el 17 de marzo de 1997 para constituir un sindicato.  Desde su fundación las y los trabajadoras/es eran amparados por el Artículo 209 del Código del Trabajo, que estipula que miembros de un sindicato son inamovibles. La inamovilidad es la facultad de no ser despedido sin autorización judicial.1  Sin embargo, el 19 de marzo los miembros del sindicato fueron despedidos de manera ilegal.

El 31 de marzo de 1997, la Inspección de Trabajo declaró la inamovilidad de las y los miembros del sindicato. Esta declaración fue seguida en 1998 por una resolución de la Corte de Apelaciones de Trabajo y Previsión Social de Mazatenango, Suchitepéquez,  que ordenó la reinstalación de las personas despedidas y el pago de los salarios correspondientes.2  Esta resolución fue respaldada en 2000 y 2003, cuando la Corte de Constitucionalidad también falló a favor de las y los sindicalistas.

Obstáculos para la justicia e intimidaciones

Un grupo de sindicalistas de la finca Nueva Florencia y sus familias se quedaron luchando durante casi 15 años, hasta este año, aunque ni a través de fallos de la Corte de Constitucionalidad a su favor, ni de la petición entregada a la Comisión Interamericana de los Derechos Humanos lograron justicia.  Según Carlos Aragón de la Pastoral de la Tierra Interdiócesana, la situación tenía que ver con una falta de voluntad por parte de la empresa OTTMAR, S.A., propietario de la finca, y por parte del Estado al evidenciar una total ineficacia del sistema judicial en materia laboral. “[Los trabajadores] pasaron 14 años y 8 meses de lucha y no se logró hacer justicia en este caso, ya que el órgano directamente responsable no tuvo la capacidad coercitiva de obligar al patrono a que pagara”.3

Un fallo en 2006 por el Juzgado de Trabajo de Coatepeque, obligó a OTTMAR, S.A., a pagar 821 mil quetzales a las y los sindicalistas o entregarles en pago dos inmuebles propiedad de la finca.  Después de este fallo se notó un aumento en el número de amenazas e intimidaciones contra las y los trabajadoras/es, por lo cual miembros del sindicato solicitaron acompañamiento de ACOGUATE.

La ola de intimidaciones empezó con un aumento en la presencia de la seguridad privada de la finca, quienes días después de su instalación dispararon durante diez minutos al hermano del representante legal del sindicato mientras estaba cortando zacate en la finca. Además, la seguridad informó al grupo de sindicalistas que tenía orden de disparar si ellos pasaban por las plantaciones de café de la finca Nueva Florencia.4

En el mismo año miembros de la seguridad privada también vigilaron el camino público cerca de las viviendas de los y las miembros del sindicato para controlar el paso, y en múltiples ocasiones hubo  disparos cerca de las viviendas.  Sus familias se encontraron en listas negras distribuidas por OTTMAR S.A impidiéndoles trabajar en otras fincas cafetaleras cercanas.  Eswin López, representante legal del sindicato comenta:

“En el momento en que solicitamos el apoyo de ACOGUATE nosotros estábamos siendo víctimas de muchas atrocidades por parte de la empresa que estaba amenazando nuestra integridad física y también la de nuestros hijos y nuestras familias. Pero desde el momento en que ACOGUATE estaba presente por acá, todo eso empezó a disminuir.”5

A pesar de la disminución de las intimidaciones en general, las últimas dos familias viviendo en la finca tuvieron que salir de su vivienda en 2009, cuando agentes de la seguridad privada destruyeron – sin orden de desalojo – partes de las casas.

Las condiciones duras que estaban viviendo las y los sindicalistas de la finca Nueva Florencia y las amenazas que enfrentaron las familias estaban llegando al tope.  La mayoría de las treinta y ocho familias que habían estado en la lucha desde el inicio tomaron la decisión de dejar el área y buscar una vida en otro lugar. Al fin sólo se quedaron ocho familias llevando el caso en contra del Estado y de los dueños de la finca. Después de que la presentación del caso frente la Comisión Interamericana de  Derechos Humanos (CIDH) no prosperó en su admisibilidad, las y los sindicalistas empezaron a buscar otra solución.

La entrega de títulos de tierra

Juntos con la Pastoral de la Tierra de Quetzaltenango, la Pastoral de la Tierra Interdiocesana y el Obispado de San Marcos, las y los sindicalistas lograron recibir dos lotes de terreno para vivienda por familia cerca de Coatepeque, esto a través de SAA y de manera indirecta con FONAPAZ. La entrega de la tierra se realizó el primero de diciembre del 2011 y ACOGUATE observó la ceremonia junto con otros organizaciones que han seguido el caso durante los casi 15 años de lucha.

En su discurso, Carlos Aragón del Obispado de San Marcos, criticó el sistema de justicia en cuanto a los derechos laborales:  “Nosotros desde el acompañamiento que hemos dado como Pastoral de la Tierra constatamos de manera física y objetiva que las condiciones de vida del trabajador agrícola es una situación que llora sangre. [… ] creo que se debería pensar en cómo fortalecer estas instituciones que son las verdaderas responsables de hacer justicia laboral. Muchos grupos no tienen la perseverancia como este grupo.”

Eswin López comentó acerca de la entrega: “Muy tarde llegó la justicia pero al fin llegó. Siempre tuvimos esta esperanza de que la justicia iba a llegar. Es así como nosotros, las ocho familias, hemos vivido toda la cuestión de presión, coacción, amenazas, intimidaciones por parte de la dueña de la finca Nueva Florencia. Así es para mí ahora un gran honor recibir los títulos de propiedad, gracias por mi familia que estuvimos siempre juntos.”

_ _ _

1 Pastoral de la Tierra Interdiocesana, 19 de abril de 2009, Informe Trimestral: Tierra Nueva, http://www.pti.org.gt/publicacion/pdf/publi2.pdf, p12

2 ACOGUATE, Informe de observación (2006), Entre la Espada y la Pared: Defensoras/es de Derechos Humanos en el Área Rural, http://www.albedrio.org/htm/documentos/InformeAcoguate06.pdf

3 Discurso en la entrega de tierra, 1 de diciembre de 2011

4 Véase el cuadro en página 10 para una lista de actos de intimidación contra los trabajadores. ACOGUATE, Informe de observación (2006), Entre la Espada y la Pared: Defensoras/es de Derechos Humanos en el Área Rural, http://www.albedrio.org/htm/documentos/InformeAcoguate06.pdf

5 Entrevista de ACOGUATE con Eswin López, 16 de diciembre de 2011

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Derechos laborales y sindicales y etiquetada , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s