El Camino de las Palabras de los Pueblos

libroEl 7 de septiembre de 2013 se hizo entrega en Nebaj del libro El Camino de las Palabras de los Pueblos a representantes de unas 400 comunidades y organizaciones, entre ellas las Comunidades de Población en Resistencia (CPR) y la Asociación para la Reconciliación y la Justicia (AJR), que ACOGUATE acompaña desde más de una década.

El libro es producto de muchos años de trabajo por recuperar la memoria histórica, analizarla vincularla con la situación actual de la región norte de El Quiché. A través de un trabajo colectivo y participativo, la Iniciativa para la Reconstrucción y Recuperación de la Memoria Histórica (IMH) ha podido recuperar las historias de opresión en contra de los pueblos indígenas y de su resistencia durante, pero también antes y después, del conflicto armado interno. Según IMH, el intercambio de información ha servido, por su dinámica, para unir pasado con presente y entender que el sistema actual de acumulación de tierras se sostiene, al igual que los anteriores, sobre la base de la explotación y opresión.

El Camino de las Palabras de los Pueblos contiene mucha información sobre la historia y la resistencia de los pueblos indígenas de la región norte de El Quiché. En él se explica cómo, durante siglos, los pueblos indígenas han sido testigos del despojo, la usurpación y la nacionalización de sus tierras, y cómo han vivido bajo control constante. La primera concentración forzosa de los pueblos comenzó con la invasión y colonización de los españoles. Al contrario de la creencia popular, esto no significó una pérdida significativa de tierra en la región norte de El Quiché, ya que los españoles estaban más interesados en la explotación de los pueblos indígenas como mano de obra que en la tierra como tal.

Despojo de tierras

El cambio más profundo ocurrió, según el libro, durante la Revolución Liberal a partir del año 1871, que introdujo el café como producto de exportación. La producción del café requería de gran una cantidad de tanto de tierras como de mano de obra y, por consiguiente, una nueva organización de la producción, que tuvo como consecuencia el despojo de gran parte de las tierras de los pueblos indígenas y la emisión de las leyes necesarias para la explotación de esta mano de obra. Habría sido esto lo que en realidad hubiera roto el sistema tradicional de producción y de sobrevivencia de la población.

El proceso de militarización del Estado, que se inició a principios de la década de 1960, se consolidó a partir de 1970 dando paso a 16 años de dictaduras militares. En este período de conflicto armado interno, el Ejército llegó a tener el control absoluto del Estado y descubrió una nueva fuente de acumulación de riqueza y de poder económico en la explotación petrolera y minera y en la producción de energía. El despojo de tierras de los pueblos indígenas continuó, aunque ya no por el café sino por el petróleo, los minerales y la producción de energía eléctrica. Esto se intensificó mediante las grandes violaciones de los derechos humanos por parte del Ejército durante el conflicto armado interno, sobre todo en los años 80. En el libro se constata que el temor de la población fue muy grande a causa de la constante agresión del Ejército, que arrasó con gran número de comunidades y desplazó a la mayor parte de la población de la región. La guerra fue entonces el instrumento con que el Ejército trató de reordenar el territorio en esta región, concentrando forzadamente a la población en lugares designados por el Ejército y ubicados cerca de los destacamentos militares, lo que comúnmente se conoce como aldeas modelo.

Historias simultáneas

El Camino de Las Palabras de los Pueblos nos lleva por dos narraciones simultáneas: el hilo grande, que analiza la historia de la región en su más amplio sentido, y el hilo chiquito, que recoge directamente las voces y las palabras de las comunidades. Aquí describe la resistencia de la población ante las agresiones del Ejército y su negativa a la concentración forzada o a incorporarse a las Patrullas de Autodefensa Civil (PAC), lo que fue un proceso de carácter colectivo que respondió de forma creativa a estas agresiones. A pesar de la persecución constante y de perder grandes extensiones de tierra, la población logró establecer una organización propia de manera ejemplar, que incluyó sistemas de salud, de educación, de seguridad/emergencia y de producción, con capacidad de autonomía logística. Fueron conocidas, y se conocen hoy, como las Comunidades de Población en Resistencia, o CPRs, y lograron mantenerse hasta la firma de la Paz.

El libro hace el análisis que con la firma de la Paz el país se ajustó a las necesidades del modelo neoliberal y que el nuevo reordenamiento abrió el país a los planes de un nuevo modelo de desarrollo, a los megaproyectos y a las compañías transnacionales, lo que significó una nueva y efectiva estrategia para el control de la tierra. Entonces, se trató de una paz sin la consulta y participación de los pueblos indígenas y de la población campesina y, en la actualidad, el Estado sigue facilitando la transferencia de tierras a empresas transnacionales y considerando el tema de los derechos de los pueblos indígenas con sorprendente despreocupación. En tanto que esta situación no cambie, es obvio que la situación de la tierra seguirá siendo una preocupación continua, se subraya en el libro.

La presentación del libro no solo significa la recuperación de la palabra, sino el comienzo de un proceso de difusión y uso de la información para causar un cambio social. Con este objetivo el libro fue entregado con una guía de lectura. Se enfatizó en la importancia de que la historia del libro no solo quede de forma escrita, sino que se creen grupos de trabajo para utilizar la información del libro en sus actividades y análisis colectivos. Alguien dijo durante la presentación: “Somos el pueblo, pero hemos perdido la palabra aunque seamos la mayoría”. En este sentido también se recordó uno de los lemas que surgió durante el proceso de construcción del libro: “recuperamos memoria, recuperamos derechos”.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Defensa de territorio y recursos naturales y etiquetada , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a El Camino de las Palabras de los Pueblos

  1. Asociación Maya para el Desarrollo Intergral Comun ASOMADIC dijo:

    Felicitaciones por lo que significa el libra, Cómo se puede obtener el libra? Saludos.   Asociación Maya para el Desarrollo Integral Comunitario “ASOMADIC” Por la Defensa del Territorio de los Pueblos Mayas, Xincas y Gárifunas Guatemala, Centro America E-mail: asomadic@yahoo.es

  2. Pingback: Guatemala: allgemeine Infos | ⒶutonomiⒶ en movimiento

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s