Personas y organizaciones acompañadas por ACOGUATE reciben la Orden Monseñor Gerardi

El 10 de diciembre 2015, en ocasión del Día Internacional de los Derechos Humanos, la Oficina de Derechos Humanos del Arzobispado de Guatemala (ODHAG) otorgó la Orden Monseñor Juan José Gerardi a Monseñor Bernabé Sagastume Lemus, a mujeres ixiles que testificaron en el juicio por genocidio así como a Saúl Aurelio Méndez Muñoz y Antonio Rogelio Velásquez López, defensores criminalizados de Barillas.

Foto Art Gerardi

La decisión de la ODHAG de otorgar la onceava orden Monseñor Gerardi a mujeres ixiles sobrevivientes del conflicto armado interno y a defensores de la tierra y el territorio criminalizados por su labor revela la situación de persecución que siguen viviendo las y los defensores de Derechos humanos en Guatemala. En sus palabras de apertura, el Presbítero José Luis Colmenares, delegado del Arzobispado afirmó: “Esta orden no es insignia ni privilegio sino gesto de solidaridad de la Iglesia Católica de Guatemala.” Por su parte, Nery Rodenas, director de la ODHAG declaró: “Queremos reconocer la labor de los Defensores de Derechos Humanos […]. La figura del Monseñor Gerardi es central en este acto por ser considerado un peligro por el sistema y haber sido asesinado por agentes del Estado.”

En la ceremonia, además de números representantes de organizaciones sociales, estuvieron presentes tanto miembros del cuerpo diplomático acreditado en el país como personalidades como Iván Velásquez de la Comisión Internacional contra la Impunidad y la Corrupción (CICIG) y Carlos Falla en representación de la Vicepresidencia de la República.

Monseñor Bernabé Sagastume Lemus, el primero en ser galardonado, es obispo de Santa Rosa de Lima cuya diócesis promovió en 2010 la creación del Consejo Diocesano en Defensa de la Naturaleza (CODIDENA) frente a la amenaza representada por el proyecto minero “El Escobal” subsidiario de la empresa canadiense Tahoe Resources. CODIDENA ha impulsado consultas municipales en varios municipios cuyos resultados evidenciaron el rechazo de la población a la minería. (Ver Consulta en S J Tecuaco y Impugnacion consulta en San Juan Tecuaco)

La diócesis a cargo de Monseñor Sagastume ha sufrido ataques difamatorios por su lucha por la defensa de la naturaleza y la vida. En la carta que hizo llegar por escrito, el prelado declaró aceptar la orden en nombre de CODIDENA y de todos los que defienden la tierra y el agua.

Ixiles Art GerardiTambién viajaron a la capital una delegación de mujeres ixiles de la organización “Flor de Maguey” para recibir la distinción, en representación de todas las mujeres ixiles que declararon en el juicio por genocidio en contra del general Efraín Ríos Montt.

Una representante de “Mujeres Valientes” en sus palabras de agradecimPremi Gerardiiento proclamadas con fuerza en su idioma materno incitó al nuevo gobierno “a que no se entrometa en cuestiones de justicia” y concluyó: “Hay que seguir luchando porque no solo el pueblo ixil sino muchos pueblos han sido masacrados. […] Vamos a testificar cuantas veces sea necesario para que esta sentencia se logre. Pedimos justicia y un buen vivir.” Estas palabras desataron una ovación del público. Es el primer premio de Derechos Humanos otorgado a nivel nacional al conjunto de mujeres ixiles testiguas en el caso.

Finalmente, la Orden Monseñor Gerardi fue otorgada a Saúl Méndez y Rogelio Velásquez. Los dos líderes comunitarios de Santa Cruz Barillas, siguen encarcelados luego de tres años de prisión preventiva, a pesar de haber sido absueltos el pasado 28 de octubre de diversos cargos que pesaban en su contra. El Tribunal que emitió la resolución absolutoria espera que la sentencia esté firme antes de dejar en libertad a los dos defensores. https://wordpress.com/post/acoguate.org/2541

Es importante resaltar que la ODHAG, al conferir el premio, se refirió a Saúl y Rogelio como presos políticos, “cuyo trabajo es considerado como una amenaza para el sistema establecido, por oponerse a un modelo de desarrollo impuesto por empresas nacionales e internacionales.”

En ausencia de Saúl y Rogelio, sus esposas Carmelina Sosa Mérida y Zenaida Agustina Mérida viajaron 13 horas para venir a recibir el premio. Tras recordar cuan doloroso es representarlos, cerraron la ceremonia con palabras conmovedoras: “Recibimos este reconocimiento en nombre del sufrimiento del pueblo de Barillas. No peleamos por los recursos naturales para enriquecernos, sino para poder heredar la naturaleza a nuestros hijos. […] Este reconocimiento nos anima a seguir luchando.”

Recuadro art Gerardi

Que una organización como la ODHAG, reconocida a nivel nacional e internacional, haya entregado un premio a Saúl y Rogelio, puede contribuir a arrojar una luz sobre la estrategia de criminalización en contra de los movimientos que luchan para la defensa del territorio y quizás ser un primer paso para que se reconozca la existencia de detenciones por motivos políticos en Guatemala.

Ver también comunicado de la Procuraduría de Derechos Humanos del 10 de diciembre 2015:

http://www.pdh.org.gt/archivos/descargas/Sala%20de%20prensa/Comunicados/discurso_de_aniversario_de_la_declaracin_universal_de_los_derechos_humanos_2015.pdf

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Justicia transicional y etiquetada , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s