No queremos silencio

En su ultima Asamblea General, ACODET honra a Berta Cáceres y reafirma su compromiso en la lucha contra los megaproyectos.

DCIM102GOPRO

Un tema pendiente en Ixcan es el conflicto socio-ambiéntal latente donde los pueblos indígenas y los derechos humanos están amenazados por megaproyectos. En lo especifico, en esta región la amenaza es representada por la construcción de la represa Xalalá. En los últimos años este conflicto se multiplicó, poniendo nuevos desafíos para la justicia social: la explotación de los recursos hídricos en tierras ancestrales pertenecientes a los pueblos indígenas.
Frente al objetivo de la política energética propuesta por el pasado gobierno de “contribuir al desarrollo energético sostenible del país con equidad social y respeto por el medioambiente” se hace viva mas que nunca la dramática experiencia del Chixoy, presente en la visión de las comunidades del país, que en cambio exigen un verdadero desarrollo sustentable, que cumpla con sus exigencias sin faltar menos a una vida digna que consta con el respecto de los derechos humanos de quienes viven un territorio.

El pasado 5 de Marzo 2016, ACODET celebró su octava asamblea general, en la municipalidad de Ixcán, Quiché, con cientos de participantes procedentes de 35 comunidades maya q´eqchi´. La lucha que la Asociación de Comunidades para el Desarrollo y Defensa del Territorio (ACODET) lleva en contra de este proyecto comenzó en 2009, cuando llevaron a cabo consultas populares que rechazaron el proyecto Xalala, tanto como todos los megaproyectos en la región, de manera popular y democrática, considerando que el voto contrario ha sido expresado por parte del 90 por ciento de la población que resultaría afectada. Desde entonces, las comunidades de ACODET enfrentan la imposición de la represa Xalalá por parte del Instituto Nacional de Electrificación (INDE), cual implicaría desalojos o efectos negativos para más de 50 comunidades cerca de los ríos Chixoy y Copón. Durante una serie de consultas comunitarias, unos 90% de los 18,000 votantes rechazaron el proyecto: en el año 2007 en Ixcán y el año 2010 en Uspantán.

En memoria de la vida de Cáceres, los en la asamblea general aplaudieron por un minuto entero al principio de la reunión.

La asamblea inició con un reconocimiento de la vida, resistencia, y asesinato de Berta Cáceres, activista, ambientalista, y lideresa indígena lenca hondureña miembro del Consejo Cívico de Organizaciones Populares e Indígenas de Honduras (COPINH). Su lucha fue incansable, contra de la imposición de represas hidroeléctricas sobre el Río Gualcarque sin que hubiera consulta con las poblaciones afectadas.

Durante la asamblea, la resistencia y muerte de Cáceres fueron particularmente presentes para los integrantes de ACODET, que igual a Cáceres, representan pueblos indígenas en resistencia a proyectos hidroeléctricos. Como en el caso de Cáceres, los líderes de la lucha pacífica por vida, territorio, y desarrollo comunitario han sido amenazados violentamente. Los integrantes de ACODET, a pesar de los peligros comunes que enfrentan por su lucha, celebraron la vida de Cáceres con una aplauso fuerte y largo en lugar de dejar espacio al silencio.

“Quieren silenciarnos. Pero no queremos silencio. Queremos seguir en la resistencia, en la lucha por la paz. Su voz [de Cáceres] no se puede silenciar;su nombre no se puede borrar de la historia.”

Víctor Caal Tzu, líder indígena q’eqchi

Los miembros de ACODET celebraron un año más de resistencia pacífica a la represa Xalalá, un año que incluyó varios exitos. En junio del año pasado, ACODET depositó frente del Tribunal del Contencioso Administrativo un recurso con la meta de anular el contrato de estudios de factibilidad estipulados con la empresa brasileña Intertechne, S.A.; lo cual se resolvió con el anuncio de la cancelación del contrato en la primavera de 2015. Además, celebraron la despedida en octubre del gerente del proyecto Xalalá del INDE, Sr. Widthmark Estrada, luego de una investigación sobre el uso de fondos. También, en octubre de 2016 se presentó ante la Corte de Constitucionalidad, denunciando INDE por no consultar a las comunidades.
En la reunión, la organización evaluó su proceso de lucha ante la amenaza de la represa Xalalá, acordó sus objetivos por el año que viene, reafirmó las compromisos de cada comunidad, y firmó un comunicado tanto exigiendo la cancelación definitiva del proyecto de la represa Xalalá, el respeto de las consultas comunitarias, y la liberación de los presos políticos, como condenando el asesinato de Berta Cáreces.

A pesar de los varios éxitos de ACODET, la asociación ha identificado la nueva estrategia de INDE, que implica un cambio de modelo de construcción. Según el INDE, el terreno alrededor del río impide la construcción de un mega proyecto: estudios geológicos muestran que no es suficientemente resistente para sostener un mega-represa. Por eso, INDE desarrolló un nuevo modelo que propone de construir entre tres y cinco represas medianas al largo del río Chixoy en vez de construir una sola grande represa.

La lucha en contra de la represa Xalalá sigue incansablemente.

Las comunidades de ACODET celebraron otro año de resistencia exitosa en contra de la represa, a pesar de las amenazas que siguen enfrentando no obstante el cambio de gobierno. El presidente ha reafirmado su compromiso con el Plan Alianza para la Prosperidad, una colaboración propuesta por el gobierno de los Estados Unidos, lo cual planifica más inversiones en represas, minas, exploración de petróleo, y cultivación de palma africana, pese a la historia larga de violaciones graves de derechos humanos por la imposición de otros proyectos del mismo estilo en Centroamérica.

DCIM102GOPRO

El liderazgo de ACODET ha permitido reaccionar ante las amenazas con un plan estratégico por el año 2016 que incluye una mejor divulgación de los hechos a comunidades en mayor riesgo, el fortalecimiento de los mecanismos de protección de sus comunidades, un crecimiento de conexiones con otras organizaciones aliadas, y un desarrollo de visiones amplias y proyectos factibles para generar energia alternativa. Aunque el movimiento hacia la construcción de la represa Xalalá ha bajado en los meses anteriores, la vigilancia y organización de las comunidades que viven bajo amenaza constante de desalojo no han parado. Aún más impresiónate es la visión inclusiva de ACODET por el año 2016 para aumentar la participación de jóvenes y mujeres.

En la octava asamblea de ACODET, se demostró la posibilidad de resistir a la economía extractiva: defendiendo su seguridad, buscando resolución de amenazas a vida y territorio en forma de diálogo pacífico, proponendo modelos nuevos de desarrollo comunitario, e inviertiendo en su propia gente para seguir en la lucha de las generaciones que vienen. En un clima internacional de amenaza en contra de defensores de derechos del medio ambiente por pueblos indígenas, la lucha por la vida y el territorio en las comunidades de ACODET sigue.

ACOGUATE acompaña ACODET desde el 2007.

Anuncios
Minientrada | Esta entrada fue publicada en Defensa de territorio y recursos naturales, Otro y etiquetada , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s