El caso del asesinato del lider comuntario Adolfo Ich está llegando a una fase final

El caso que Angelica Choc, querellante en contra de Mynor Padilla, exjefe de Seguridad de la Compañia Guatemalteca de Niquel (CGN), lleva por el asesinato de su esposo, el líder comunitario Adolfo Ich y por las lesiones graves causadas al comunitario German Chub, llega a una fase conclusiva en el tribunal de Puerto Barrios.

Un proceso, que hubiera tenido una sentencia en estas fechas, si no fuera atrasado.

En abril 2015, abrió el debate oral y publico por los hechos que ocurrieron el 27 de septiembre 2009, cuando se verificaron una serie de agresiones y ataques, previamente anunciados a través de amenazas, contra las comunidades que viven cerca del proyecto Fenix, explotación minera de niquel. Agresiones con la intención de sacar las personas que viven en esas tierras. Desde el 8 de febrero de este año, el juicio se celebra a puertas cerradas. Según la jueza Ana Leticia Peña Ayala, la decisión fue tomada en primer lugar por la seguridad de Angelia Choc, algo con la cual la querellante no esta de acuerdo porque considera el carácter público de la audiencia como algo fundamental. Previamente a esta decisión, la querellante habia intentando recusar la jueza por actos de discriminación racial.

A este cuadro se añade uno de los últimos fallos del tribunal, que ha sido dar una protección extra al acusado Mynor Padilla. El acusado Padilla, quien guarda prisión preventiva después de haber sido prófugo de la justicia durante tres años, junto a sus tres abogados (Carlos Rafael Pellecer Lopez, Frank Manuel Trujillo Aldana, David Antonio Barrientos) expresó miedo por su seguridad, en cuanto declaró de haber recibido unas agresiones afuera del tribunal el 17 de mayo 2016. Las supuestas agresiones se refieren a las personas que estaban presentes por parte de la Delegación de Impunidad de la Minera pertenecientes a la organización canadiense RightsAction. Cuando el acusado entró en el edificio, había unas personas en un lado de la entrada, unos con cameras y otros con cuadernos, de repente Padilla mismo se alejó de la policía acercándose a las personas que estaban grabando. Estas fueron las supuestas agresiones y por esta razón la jueza decidió dar una protección extra con 8-9 policías para garantizar la seguridad del acusado.

Angélica Choc, igual que German Chub, han recibido varias amenazas desde que el juicio empezó, algo que sigue todavía hoy en día.

Hay rumores de que la empresa canadiense esté pagando los abogados de Mynor Padilla, un dato que no quieren confirmar pero que tampoco están negando. Según un artículo en el periódico canadiense The Star, la empresa Hudbay Minerals pagó por el viaje de John Terry, el abogado de la empresa en los casos en Canada, para que diera su testimonio ante los tribunales en Guatemala, durante el cuál presentó los registros del caso llevado en Canadá, los allegatos, declaraciones juradas de testigos y los interrogatorios. El abogado Terry también dío su testimonio sobre la declaración jurada de los testigos German Chub y José Ich, el hijo de Adolfo Ich, destacando supuestas discrepancias en los interrogatorios en Canadá. La fiscalía protestó contra el involucramiento del John Terry, pero el incidente fue negado.

La minera Nickel de fenix

En la junta directiva de los accionistas de HubBay Minerals el 24 de mayo este año, KAIROS (iglesias y organizaciones religiosos canadienses que trabajan por justicia ecológico y por los derechos humanos) y MISN (Red Contra la minería injusta) solicitaron a los accionistas la donación de sus dividendos para pagar los costos juridicos sostenidos por Angelica Choc y German Chub. El caso en Guatemala, igual como los casos en Canada, han resultado muy costosos para los querellantes. Según Sydney Lang (un representante de MISN) los accionistas benefician directamente de la violencia que la minera HudBay Minerls utiliza en Guatemala, así que es justo que ellos compartan con las personas que han sido afectadas negativamente por la compañía. Al final, ningúna donación llegó por parte de los accionistas.

Mientras el caso contra Mynor Padilla sigue en Guatemala, otros tres casos en Canada quedan pendientes contra la empresa Hudbay Minerals, relacionados con las agresiones ocurridas cerca de la mina Fenix en El Estor.

  • El caso Angelica Choc contra Hudbay, que se trata de lo mismo celebrado en Puerto Barrios (pero los casos son totalmente separados) -sobre el asesinato de Adolfo Ich. Su demanda es contra las empresas Hudbay Minerals Inc. y HMI Nickel Inc (anteriormente llamado Sky Resources) y la empresa subsidiara la Compañía Guatemalteca de Níquel (CGN), donde se busca esclarecimiento y justicia por su muerte. Según la imputación, el líder comunitario fue asesinado por fuerzas de seguridad empleadas por Hudbay Minerals del proyecto minero Fénix, lo que implica una responsabilidad de la empresa por los actos ilícitos que sus empleados realizaron.
  • Otro caso es German Chub contra Hudbay Minerals, en el cual la demanda es por disparos de las fuerzas de seguridad de CGN que ocurrieron en septiembre 2009 en la comunidad, que casi costó a German Chub su vida. Sobrevivió el ataque pero se quedó paralizado y ahora solo tiene uso de un pulmón. Según la imputación, la empresa Hudbay Minerals tuvo conocimiento de que el personal de seguridad de la mina Fénix tenía un historial del uso de violencia y especialmente a las comunidades mayas que eran opuestos a la minera. A pesar de esta información seguian empleando agentes de seguridad sin asegurar la implementación de las normas de conducta o supervisión de su conducta.
  • El tercer caso que se ha iniciado en Canadá, involucra 11 mujeres contra Hudbay Minerals y HMI Nickel Inc. por daños físicos y psicológicos que resultaron de violaciones contra ellas en la comunidad Lote Ocho. Las mujeres reclaman un hecho de enero 2007 cuando entró en la comunidad personal de seguridad uniformado de la empresa minera, policías y militares para un desalojo forzado de la gente que ahi vive. En esta ocasión, las demandantes testifican de haber sido violadas, y que algunas que se encontraban embarazadas han sufrido de abortos como consecuencia provocada por la violación, mientras que otras mujeres obtuvieron heridas internas tan graves de no poder ahora procrear. La imputación detalla que el desalojo fue solicitado por la empresa HMI Nickel. El caso se fundamenta en la responsabilidad de Hudbay Minerals por los hechos cometidos por su subsidiaria.

Actualmente, la Compañía Guatemalteca de Niquel (CGN) también está enfrentando manifestaciones contra la compañía por parte de varias comunidades alrededor de la mina Fénix, ubicada en El Estor mas una licencia suspendida. Los inconformes exigían que la empresa ofrezca trabajos a los comunitarios o que deje sus actividades, alegando que ahora no hay ningún benficio para las comunidades. La mayoría de los trabajadores en la mina vienen de otras comunidades o de Rusia. El 8 de junio del año en curso, el Ministerio de Energía y Minas (MEM) suspendió la autorización de la licencia de explotación de níquel Montufar II, El Estor, otorgada a CGN.


 

Anuncios
Minientrada | Esta entrada fue publicada en Defensa de territorio y recursos naturales y etiquetada , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s