Una lucha incansable para las tierras Ch’orti’

Elodia Castillo Vásquez es alcaldesa indígena desde que tiene 22 años, actualmente presidenta de la Coordinadora de Asociaciones y Comunidades para el Desarrollo Integral del pueblo Ch´orti´- COMUNDICH que articula al rededor de 48 comunidades indígenas de los departamentos de Zacapa y Chiquimula en el fortalecimiento de la identidad cultural del pueblo Maya Ch´orti´ y la restitución de sus tierras ancestrales. Además se compromete a la promoción de la equidad de genero y de una juventud activa en una sociedad incluyente.

¿Cómo se autodefine y se describe?

Soy una mujer, me valoro, valoro mi lucha y lo que hago. Si lo hago es porque me gusta colaborar cuando se pueda. Formo parte de la lucha y en cuanto mujer tengo la responsabilidad de defender mi derecho, fortalecer mis capacidades, adquirir conocimiento desde la lucha que llevaron a cabo nuestros abuelos y papás.

¿También se describiría como defensora de derechos humanos?

Sí, según yo sí. Bueno, lo poco que puedo describir en cuanto defensora de derechos humanos, en mi caso como mujer indígena, es que actúo cuando sea necesario: en mi comunidad he apoyado, desde muy pequeña, en hogares donde se vive mucho la discriminación hacia las mujeres. Hace muchos años acompañé el caso de mi hermana porque la golpeaba su esposo, dijo que la iba a matar y peleaba porque le gustaba pelear, además no trabajaba. Yo la apoyé y así se interpuso una denuncia, el día después llegó la policía.
Otra razón por la cual me siento defensora de derechos humanos es lo que hemos venido haciendo con la lucha por las tierras, defender el derecho de las comunidades, de las mujeres y los derechos colectivos.

Describa su cotidianidad y sus responsabilidades

Mi función y mi responsabilidad se conforman en el liderazgo, además soy representante legal de COMUNDICH. No solo tengo responsabilidades de oficina, también tengo que estar pendiente de las comunidades y como coordinar los procesos con estas. Pues estoy en eso, en la comunicación con los dirigentes, hombres sobretodo y también algunas mujeres. A parte esto, soy la alcaldesa indígena de mi comunidad, de hecho tuvimos un encuentro de los pueblos indígenas, esto significa comunicación y organización de la comunidad desde el nivel local hasta el nivel regional y nacional.

¿Cuál ha sido su camino recorrido hasta este momento?

Mi camino ha sido muy grande y una parte muy importante: desde muy pequeña en mi comunidad me nombraron en alguna junta directiva y también en el comité escolar. Desde ese instante, la comunidad me tomó en cuenta hasta cuando llegó el momento de luchar por la montaña y por la tierra. Cuando se estaba dando los pagos de manzanares y los que no pagaban los manzanares se les iba a quitar sus tierras: es ahí donde ha venido mi involucramiento, mi participación. Cuando yo llegué a esto, me dijeron que existía una junta de jóvenes, fui a la primera reunión y después a otra y seguí. Pues, finalmente es ahí donde me nombró la comunidad, como mujeres tenemos derecho a luchar pero también tenemos una oportunidad donde nosotras podemos dar a conocer lo que es, lo que sentimos y lo que vivimos en nuestros entornos. Para mi es una satisfacción poder involucrarme.

¿Cuáles obstáculos encontró en este camino?

La pérdida de los compañeros nos ha afectado mucho porque desde que empezamos con la organización y desde que iniciamos los procesos en las comunidades hemos vivido siempre como hermanos. Para mí ha sido muy difícil, pero como mujer yo siento esta fortaleza, la de poder ir caminando, de poder llevar estos procesos y hasta este momento estoy aquí luchando.
En algún momento quise estudiar y le dije a mi papa, contestándome que no. Digamos que eso es un machismo que estamos viviendo desde mucho tiempo.
Cuando empecé a participar aquí en la organización, se me dio la oportunidad,  escuchaba la radio para poder sacar mi básico y el día domingo yo iba a entregar mi trabajo en Jocotán y a resolver los problemas. De esta forma podía hacerlo. Un año después me dije “voy a seguir estudiando” y saqué el bachillerato.
Como mujer mi camino no fue solo de alegría sino también de tristeza.

¿Que opina su familia sobre su ocupación?

Cuando en la comunidad se anunció el nombramiento de un líder indígena decidieron nombrarme y dijeron “mira queremos que nos represente una mujer en la comunidad”. Ahí mi familia me dijo “mira es un camino serio, es un camino grande pero si quieres hacerlo te vamos a ayudar”, y mi mama añadió “ para eso viniste, para servir y no para que te sirvan”.

¿De qué manera la labor de defensora y lideresa que lleva a cabo, afecta este trabajo su vida personal?

El trabajo (ella se ríe) a mi no me afecta porque es una oportunidad, no lo veo como un trabajo sino más como una lucha. Entonces mi lucha es algo que tengo que hacer.

¿Cuáles son las dificultadas relacionadas con ser mujer en este ámbito de actividad?

La misma discriminación que se viene haciendo desde la comunidad porque muchas veces se dan ahí mismo y también se viene dando desde un gobierno estatal donde no se ha tomado en cuenta el derecho de las mujeres. En un momento a mi me dijeron: “vos, porqué está ahí, eso es trabajo de un hombre”. Cuando a mi me nombraron alcaldesa indígena, hubo un grupo de personas que quisieron faltar de respecto a mi autoridad y unas cuatro o cinco personas que dijeron que yo no podía ser alcaldesa indígena porque soy mujer. Incluso hicimos una reunión, donde abordamos este tema y uno de los compañeros preguntó “¿Porque ella no puede ser alcalde indígena? Porque ella es una mujer. ¿Pero en que artículo de la ley dice que la mujer no puede participar?” Al contrario, dice un compañero de la comunidad, quizás cumple más una mujer que nosotros, los hombres. Entonces desde ahí estoy luchando para que los compañeros reconozcan que como mujer tengo el derecho de participar, apoyar y tomar decisiones.
Ahora me toman en cuenta, me ven involucrada en todas las organizaciones comunitarias, la discriminación ha bajado y se han involucrado mas mujeres.

¿Usted ha tenido que enfrentar difamaciones? ¿Específicamente relacionado con el género?

Ah sí, mucha difamación. Estamos hablando sobre discriminación. Para mi cuando empecé fue muy dura, cuando una mujer sale de su comunidad, la gente empieza a hablar y dicen que se prostituye y que esa mujer ya no es la misma. Yo nunca les puse atención, pero en algún momento uno comienza a dar mas peso pensar a lo que dicen esto. Esta difamación en este caso se relaciona al ser mujer, por ejemplo se escucha “ay porque esta mujer está hablando”. A mi también me pasó lo mismo, que dijeran “esta mujer no está en la lucha” y que andaba en otras cosas.
Pues con las difamaciones en un momento se puso difícil pero he logrado salir y seguir, esto no me alejó de lucha, al contrario, por lo menos significaba que la gente se está acordando que una existe y que llegara el momento en que se fueron dando cuenta del aporte que estaba dando.

¿Amenazas contra seguridad física?

Yo creo que esta lucha me ha enseñado muchísimo en este camino y como una persona debe ser en una realidad o un contexto donde tenemos que hacer y tenemos hablar por los demás que no pueden o no se atreven. Pues para mí este camino fue muy difícil.

¿Usted piensa que su género influye en su credibilidad?

He podido ver algunos logros y ha tenido mucha influencia en los procesos el hecho de ser mujer. En la comunidad ha tenido un impacto, por ejemplo en estos días dijo un comunitario: “Nunca me imaginé y nunca hubiera pensado que una mujer nos liderara y mandara a la comunidad” y yo le dije “no estoy mandando, tomamos decisiones en conjunto”. Pues, para mí esto es aportar a una lucha. Esto también ayudó a contagiar otras compañeras, porque si ven que aquella esta allá haciendo esto, piensan si ella puede, yo también puedo. Así veo una buen efecto.

¿Usted se sienta sola en esta lucha? ¿y sola en cuanto mujer?

No me siento sola, nunca me he sentido sola, hombres y mujeres luchamos juntos. Somos una familia. Sin embargo en un principio como mujer, sí me sentía sola.

¿Cuáles son sus aspiraciones para el futuro?

Mi aspiración es seguir luchando y pues, formarme para aportar más.

Anuncios
Imagen | Esta entrada fue publicada en Entrevista y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s