Criminalización a través de la desinformación y difamación: el caso de Ixquisis

Bajo el marco legal establecido por el Estado de Guatemala y el derecho internacional, las comunidades en resistencia de la microregión de Ixquisis, hicieron todos sus esfuerzos para visibilizar y denunciar las injusticias y violaciones de DDHH.

En marzo 2017, el caso fue presentado en una audiencia ante la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) en Washington, DC, Estados Unidos, en conjunto con otros diez casos de proyectos hidroeléctricos en Guatemala, en cuyo contexto personas defensoras son sistemáticamente criminalizadas, amenazadas y atacadas.1 Siempre en Guatemala, autoridades de las diferentes comunidades afectadas han interpuesto varios amparos, denunciando las irregularidades e infracciones de los proyectos hidroeléctricos, para que los argumentos presentados confluyan en fallos que determinen la suspensión de los proyectos, tal como ha sucedido en casos similares.2 El 2 de agosto de 2017, los defensores y defensoras de derechos humanos de la microregión recibieron una visita de alto nivel de la CIDH durante su viaje in loco al país.3 Alrededor de trescientas personas acudieron a la cita con la delegación para compartir sus testimonios y denunciar las constantes amenazas y violaciones a sus derechos. En sus observaciones preliminares, la CIDH expresó preocupación por la situación de derechos humanos en Guatemala, ya que “defensoras y defensores de derechos humanos se encuentran en una situación de extremo riesgo debido a la situación de permanente violencia y criminalización a las que están expuestos”4 y condenaron los ataques y asesinatos de defensoras y defensores del medio-ambiente del país, incluyendo el de Sebastián Alonso Juan.5

Ejerciendo su derecho a la libre manifestación6, las movilizaciones pacificas con las cuales la población en resistencia reivindica sus derechos y exige el cese de las construcciones, así como el retiro de la PNC y el ejército del terreno de la empresa, han sido sistemáticamente blanco de campañas de desinformación, provocando difamación y criminalización, recordando que la criminalización no se limita al uso arbitrario del proceso penal y del sistema jurídico. Igualmente emplea campañas de difamación y señalamientos que buscan dañar y atemorizar a las personas defensoras, causando así una mayor vulnerabilidad del individuo y el colectivo. En procesos de criminalización, los medios de comunicación han sido identificados como un protagonista clave.7 Incluso, se ha visto que la difamación es uno de los primeros pasos antes de eventuales medidas penales para obstaculizar y deslegitimar la lucha de las personas defensoras quienes luego enfrentan el uso indebido del derecho penal. En el caso de la resistencia en la microregión de Ixquisis, se ha podido observar esta estrategia.

Represión violenta y continuidad en los patrones de difamación y desinformación

Tras la reanudación de las obras por la empresa, después de unos meses de hiatos posterior a la manifestación en enero 2017, contexto en el cual fue asesinado Sebastián Alonso Juan, las y los comunitarios defensores concertaron retomar sus acciones pacificas para denunciar y rechazar la presencia de la empresa Energía y Renovación S.A. y de las fuerzas públicas de seguridad en su territorio.

El 30 de agosto se formaron dos plantones pacíficos, uno en el puente sobre la Franja Transversal del Norte en la comunidad Ixquisis y otro en el adyacente entre la comunidad Ixquisis y la comunidad Bella Linda. Casi inmediatamente después de haber concluido la manifestación, empezaron a circular mensajes difamatorios en contra de los manifestantes, tanto en perfiles particulares como de medios en las redes sociales. A pesar de que la manifestación haya terminado sin disturbios, los y las manifestantes fueron señalados por supuestos hechos de quema de maquinaria perteneciente a la empresa y presentados de tal manera como agentes de violencia, terrorismo y delincuencia.

En este contexto se puede ver como la rapidez con la cual circula la información proporcionada a través de “fuentes oficiales” como la empresa, condiciona el desarrollo de las noticias que siguen. En la noche del mismo día, la empresa publicó un comunicado en redes sociales en el cual se relata que “actualmente se encuentra reunido un grupo de alrededor de 100 personas portando machetes y costales en los que podrían tener armas, en los alrededores de la empresa”. Pocos minutos después, se publican artículos periodísticos que siguen usando el mismo comunicado como fuente, apuntando a disturbios y quema de maquinaria8; otro articulo relata los supuestos hechos, acusando con nombre y apellido a 11 de las autoridades comunitarias de la microregión, como autores de “las acciones violentas.”9 En los días siguientes, la difamación en redes sociales y en los medios de comunicación se mantiene y toma fuerza a raíz del comunicado emitido por la empresa.10

La mayoría de los manifestantes – campesinos, cultivadores de maíz, café, y cardamomo – desconocían la campaña que con fuerza se desarrollaba en su contra, en redes sociales y comunicados oficiales. Los supuestos hechos fueron nombrados como “actos de terrorismo”, exigiendo “investigaciones que permitan la captura y condena de los delincuentes.”11 12 No es hasta dos días después, que se empiezan a conocer los relatos de los manifestantes a través de una entrevista con Lucas Jorge García, presidente regional de segundo nivel en la microregión de Ixquisis y autoridad del Gobierno Ancestral Plurinacional. Lucas Jorge sostiene que la movilización fue pacífica y enfatiza que dos de las empresas contratadas por Energía y Renovación S.A. para el trabajo de relaciones públicas, AYSSA y Fundetegua, mantienen estrecho contacto con periodistas en Huehuetenango con el objetivo de divulgar informaciones difamatorias.13 En otro programa Lucas Jorge García reitera la naturaleza pacifica de la resistencia y expone las violaciones de derechos humanos que han sido conllevadas por la construcción de las hidroeléctricas.14

El 5 de septiembre se publican dos actas comunitarias elaboradas por las y los defensores en el contexto de la manifestación, las cuales documentan lo ocurrido después de haber levantado los bloqueos a las 6pm; cuando vieron como vehículos de la PNC, la empresa y de pobladores de Yalanguitz, Ixacchin y Rio Seco, que están a favor de la empresa, se acercaron al lugar del plantón y “comenzaron a levantar y hacer fuego por todos lados… [E]llos se aprovecharon de nuestra manifestación [y] ellos causaron todos estos daños que se ven en la noticia y redes sociales.”15 16

171113 Acta 84_2017-1.jpg

Acta comunitaria n.84 en Ixquisis. ©ACOGUATE

En los días y las semanas después de la manifestación del 30 de agosto, se registró un aumento de presencia policial y militar así como una serie de ataques e intimidaciones en contra de personas defensoras y sus familias en la microregión, varios de estos ocurridos en presencia de la PNC y el ejercito.

El lunes 13 de noviembre de 2017, las comunidades en resistencia en la microregión de Ixquisis, volvieron a organizar una manifestación pacífica. La movilización se llevó a cabo en coordinación y con la participación de representantes de otras organizaciones del norte de Huehuetenango. Se organizaron movilizaciones en varios puntos: en la comunidad Ixquisis y de parte de pobladores del municipio de Santa Cruz Barillas, en la aldea Rio Espiritu. La mañana del 13, alrededor de las 9 am, algunos de los manifestantes en la movilización de Ixquisis, se dirigieron, a la subestación de la PNC para entregar un acta comunitaria que anuncia las intenciones pacificas de realizar una protesta ese mismo día. Según los manifestantes, cuando llegaron a la subestación encontraron una cantidad significativamente elevada de carros y elementos de la PNC en el lugar. Al comunicar sus intenciones, los manifestantes se quedaron afuera esperando ser atendidos, cuando de parte de elementos de la PNC fueron atacados con bombas de gas lacrimógeno. Al suceder esto, el grupo de manifestantes se retiró para juntarse con el resto de los manifestantes, ubicados en el puente en Ixquisis. Así mismo la concentración pacífica en Río Espíritu sufrió un ataque por antimotines de la PNC, que llegaron desde Playa Grande, (Ixcan, Quiché) y produjo un balance de 3 personas heridas.17

Igual que en enero 2017, días antes de la manifestación, la empresa Energía y Renovación S.A. demostraba tener conocimiento de las movilizaciones planificadas ya que el viernes 12 de noviembre notificó mediante un comunicado que la población de la microregión y de municipios cercanos, estaba coordinando “…una serie de reuniones promovidas por personas que, al igual que en ocasiones anteriores, han provocado destrozos y mantienen a la población del municipio bajo zozobra y amenazas”18, difamando la manifestación planificada, aludiendo a supuestas intenciones de quemar las instalaciones de la empresa, la subestación de la PNC y el destacamento militar; secuestrar a los colaboradores de la empresa y sus familias; derribar los postes y cables de la línea de transmisión.19 En esta ocasión se señalaron personas originarias de todo el norte de Huehuetenango, así como personas procedentes de Ixcán, Quiche.

Enseguida, diversos medios de comunicación, al igual que en el año 2014 y en enero y agosto de 2017, empezaron a publicar notas señalando a los manifestantes como grupos armados y violentos que atacaron a la PNC.20 Varias de estas publicaciones usaron la cuenta de Twitter de la PNC como fuente, donde varios mensajes habían sido publicados:

“Un grupo “disfrazado” de manifestantes atacó la sede de la Policía Nacional Civil (PNC) que se ubica en Ixquisis, Huehuetenango.”21 Y “Policía Nacional Civil pone en resguardo a población civil de Ixquisis ante amenaza de criminales armados con fusiles AK-47. Se observa a “manifestantes pacíficos” que forman parte del grupo que atacó sede policial de Ixquisis y también a autopatrullas. PNC sigue investigando”.22

Algunos medios reportaron que al lanzar gas lacrimógeno, la PNC logró dispersar la concentración que presuntamente les estaba atacando, pero que el ataque por parte de los supuestos grupos violentos siguió en las horas después.23 Los manifestantes pacíficos relatan que luego de haber sido atacados con gases lacrimógenos, se retiraron y dirigieron al puente de Ixquisis, donde permanecieron el resto del día hasta terminar la movilización sin incidentes o disturbios. Una vez más, los lideres comunitarios y las autoridades ancestrales de la región fueron señalados en una ola de difamación y desinformación parecida a la que se desató después de la manifestación pacifica el 30 de agosto. “[…] era un secreto a voces entre líderes del lugar que la protesta se saldría de control con el único fin de destruir la estación policial y las instalaciones de la empresa”.24

La gravedad de la situación emerge frente a señalamientos personales directos a personas: Se logró identificar que el grupo de delincuentes es afín al líder comunitario Rigoberto Juárez, quien se ha opuesto a la búsqueda de consensos en el municipio, confirma el comunicado de Energía y Renovación”.25 No es la primera vez que Rigoberto Juárez es señalado y difamado en torno a la situación en la microregión de Ixquisis; en 2014 fue señalado como promotor de las acciones violentas tal como la quema de la maquinaria y en varias ocasiones ha sido señalado por comunitarios que apoyan a la empresa de ser un líder que incita violencia.26 Es de recordar que Rigoberto Juárez, autoridad ancestral, líder comunitario y defensor de la Madre Tierra y los derechos humanos, ha sido sujeto a criminalización y judicialización, en un proceso legal que ha sido reconocido como arbitrario y sin fundamento.27

Los señalamientos siguieron durante los días siguientes. El día 14 de noviembre, la PNC publicó en su cuenta de Twitter: “PNC al hacer un análisis con imágenes obtenidas de estos grupos armados altamente violentos, constató que niños y mujeres son utilizados como escudos”.28

Cabe señalar que durante el 2017 se registró un incremento y una intensificación en las amenazas y los ataques hacia personas y comunidades involucrados en acciones legitimas y legales de la defensa de la tierra y el territorio y los derechos humanos. En diversas investigaciones se destaca como la estigmatización y criminalización de la protesta social se use estratégicamente con el fin de generar condiciones (opinión publica) que justifiquen la posterior represión contra autoridades y liderazgos sociales o contra la colectividad en su conjunto.29 Por lo tanto, preocupan los llamados y discursos que se han observado en los medios y en las redes sociales, tanto de origen empresarial, estatal e individual. Efectivamente, el patrón de vincular a personas defensoras a supuestas acciones violentas es un patrón anteriormente observado en el norte de Huehuetenango al igual que en otros territorios del país.30

ACOGUATE observa que en este contexto la reproducción de información parcial y no verificada en redes sociales y medios de comunicación, conforma un aumento de riesgo para las personas defensoras de derechos humanos.

ACOGUATE realiza observación internacional y acompaña las personas defensoras en la microregión de Ixquisis desde el 2016.


1AIDA, “Denuncian ante la CIDH violaciones de derechos humanos y ataques a defensores/as por proyectos hidroeléctricos en Guatemala”, 20 de marzo 2017. http://www.aida-americas.org/es/release/denuncian-ante-la-cidh-violaciones-de-derechos-humanos-y-ataques-defensoresas-por-proyectos-hidroelectricos
2Tal como en “El Tambor o Progreso Derivada VII” en San José de Golfo y San Pedro Ayampuc; “El Escobal” en San Rafael Las Flores; proyectos extractivos que han sido temporalmente suspendidas (El Observador, Informe Especial No.10 p.20).
3Organización de los Estados Americanos (OEA), comunicado de prensa, “CIDH realiza visita in loco a Guatemala”, 21 de julio de 2017. http://www.oas.org/es/cidh/prensa/comunicados/2017/103.asp
4Organización de los Estados Americanos (OEA), “Observaciones preliminares de la visita in loco de la CIDH a Guatemala”, 4 de agosto de 2017. http://www.oas.org/es/cidh/prensa/comunicados/2017/114A.asp
5Organización de los Estados Americanos (OEA), “Expertos condenan ataques y asesinatos de defensoras y defensores del medioambiente en Guatemala”, comunicado de prensa, 30 de junio de 2017. https://www.oas.org/es/cidh/prensa/comunicados/2017/088.asp
6Como se estipula en el Artículo 33 de la Constitución de la República de Guatemala y en el Articulo 20 de la Declaración Universal de Derechos Humanos de la ONU.
7González Pazos, Jesus y Mugarik Gabe, “Transnacionales, olígarchia y crimanilizacion de la protesta social – El caso Guatemala”, 2017, passim.
8 Prensa Libre, “PNC se mantiene en Ixquisis luego de disturbios por hidroeléctrica , 30 de agosto 2017. http://www.prensalibre.com/ciudades/huehuetenango/opositores-causan-disturbios-y-quema-de-maquinaria-en-proyecto-hidroelectrico
9Huewebtenango, Actualidad Huehuetenango, “Barricadas, quema de infraestructura e intimidacion en Ixquisis”, 30 de agosto de 2017. https://www.huewebtenango.com/barricadas-quema-de-infraestructura-e-intimidacion-en-ixquisis/,
10ElPeriodico, “Queman maquinaria y plantaciones para intimidar a representantes y personal de hidroeléctrica en Ixtatán”, 31 de agosto 2017. https://elperiodico.com.gt/nacion/2017/08/31/amenazan-con-prender-fuego-a-estacion-de-la-pnc-y-destacamento-militar-de-esa-localidad-ubicada-en-huehuetenango/ El 31 de agosto El Periódico publicó un articulo, que retoma exclusivamente información sacada del comunicado de la empresa e publicó en Twitter.
11CACIF en Twitter, (@CACIFnoticias), 31 de agosto 2017.
12Asociación de Generadores con Energía Renovable (AGER) en Twitter, (@Ager_GT), 31 Aug 2017; Cámara de Industrias de Guatemala (CIG) en Twitter (@industriaguate), 31 de agosto 2017. También se publicaron comunicados de parte de la Camera de Industria de Guatemala (CIG) y de la Asociación de Generadores con Energía Renovable (AGER) en donde expresaban que los manifestantes
13Prensa comunitaria, “Huehuetenango: por qué la hidroeléctrica quiere criminalizar la movilización pacífica en San Mateo Ixtatán?”, 1 de septiembre 2017. http://www.prensacomunitaria.org/huehuetenango-por-que-la-hidroelectrica-quiere-criminalizar-la-movilizacion-pacifica-en-san-mateo-ixtatan/
14Con Criterio, Radio Infinita FM 100, 4 de septiembre 2017. El 4 de septiembre Lucas Jorge García es entrevistado vía telefónica por el programa de radio Con Criterio de Radio Infinita. En el estudio también se encuentra el director de campo de Energía y Renovación S.A., Juan Alfonso de León y la Directora Ejecutiva de la AGER, Anayté Guardado.
15Centro de Medios Independientes (CMI), “Comunicados: esclarecen comunidades posición ante caso Ixquisis”, 5 de septiembre 2017. https://cmiguate.org/comunicados-esclarecen-comunidades-posicion-ante-caso-ixquisis/
16Acta Comunitaria de la microregión de Ixquisis, No. 80.
17Jolom Konob. http://www.jolomconob.com/2017/11/tension-en-el-norte-de-huehuetenango.html 14 de noviembre 2017.
18 Ibid.
19Energía y Renovación S.A. Comunicado ”Grupos violentos realizarán el 13 de noviembre acciones violentas en el norte de San Mateo Ixtatán, Huehuetenango” 12 de noviembre 2017.
20Prensa Libre, “Huehuetenango: Tensión en Ixquisís por ataque contra la PNC”, 13 de noviembre 2017. http://www.prensalibre.com/ciudades/huehuetenango/tension-en-ixquisis-san-mateo-ixtatan-huehuetenango-por-ataque-a-la-pnc ; Op. Cit., Republica, “Grupo delincuencial que atacó a la PNC es afín a líder comunitario” http://republica.gt/2017/11/13/grupo-delincuencial-que-ataco-la-pnc-es-afin-lider-comunitario/ ; ConGuate, ”Tensión en Huehuetengango: ‘Manifestantes’ atacan sede de PNC” , 13 de Noviembre 2017. http://www.concienciaguatemala.com/2017/11/13/tension-en-huehuetenango-manifestantes-atacan-sede-de-la-pnc/ ; Republica, “PNC retoma control en Ixquisis, Huehuetenango”, 13 de noviembre 2017. http://republica.gt/2017/11/13/pnc-retoma-control-en-ixquisis-huehuetenango/ ; Guatevisión, “URGENTE: Manifestación en Ixquisis, Huehuetenango, se sale de control, vea cómo disparan contra la PNC”, 13 de noviembre 2017. http://www.guatevision.com/2017/11/13/urgente-manifestacion-ixquisis-se-sale-control-disparan-pnc/
21PNC Guatemala en Twitter (@PNCdeGuatemala), 13 de noviembre 2017.
22Op. Cit., PNC Guatemala en Twitter, 13 de noviembre 2017.
23Republica, “Grupo delincuencial que atacó a la PNC es afín a líder comunitario”, 13 de noviembre 2017. http://republica.gt/2017/11/13/grupo-delincuencial-que-ataco-la-pnc-es-afin-lider-comunitario/
24Op. Cit., Guatevisión, 13 de noviembre 2017.
25Ibid.
26Op. Cit., El Observador. Informe Especial No. 10. pp. 13,34,41, 73
27ACOGUATE, “Criminalización de defensores en el norte de Huehuetenango”, 7 de septiembre 2015. https://acoguate.org/2015/09/07/criminalizacion-de-defensores-en-el-norte-de-huehuetenango/ ; ACOGUATE, “Se abre el debate en contra de los defensores del territorio del Norte de Huehuetenango”, 4 de julio 2016. https://acoguate.org/2016/07/04/se-abre-el-debate-en-contra-de-los-defensores-del-territorio-del-norte-de-huehuetenango/ ; ACOGUATE, “Aniversario de liberación de los siete presos políticos de Huehuetenango: un estudio de los impactos de la sentencia”, 26 de julio 2017. https://acoguate.org/2017/07/26/aniversario-de-liberacion-de-los-siete-presos-politicos-de-huehuetenango-un-estudio-de-los-impactos-de-la-sentencia/
28PNC Guatemala en Twitter (@PNCdeGuatemala), 14 de noviembre 2017
29 Op. Cit., González Pazos, Jesus y Mugarik Gabe, passim.
30ACOGUATE, “Las primeras detenciones en Barillas fueron arbitrarias, según la ACNUDH”, 16 de marzo 2013. https://acoguate.org/2013/03/16/violaciones-a-la-constitucion-en-caso-barillas/ ; ACOGUATE, “La criminalización en San Pablo no detiene la resistencia contra la hidroeléctrica”, 13 de junio 2016. https://acoguate.org/2017/06/13/5478/#more-5478; ACOGUATE, “Santa Cruz Barillas: los defensores de bienes naturales Saúl Méndez y Rogelio Velázquez, condenados a 33 años de prisión”, 2 de marzo de 2015, https://acoguate.org/2015/03/02/santa-cruz-barillas-los-defensores-de-bienes-naturales-saul-mendez-y-rogelio-velasquez-condenados-a-33-anos-de-prision/; ACOGUATE, “Criminalización de defensores en el norte de Huehuetenango”, 7 de septiembre de 2015, https://acoguate.org/2015/09/07/criminalizacion-de-defensores-en-el-norte-de-huehuetenango/
Esta entrada fue publicada en Otro. Guarda el enlace permanente.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s